Exterior Hotel Giraffe Nueva York

Hotel Giraffe transmite la paz y la elegancia desde el primer momento. Es un oasis urbano con todos los lujos que esperas de Nueva York.

Nueva York significa muchas cosas distintas para cada persona. La ciudad ofrece un sinfín de colores, ruidos, formas y emociones; es imposible mantenerse indiferente cuando uno se encuentra en la Gran Manzana. Es algo que me encanta de Nueva York, pero también te puede agotar; así que es doblemente importante encontrar un hotel donde poderte relajar y recargar las pilas tras un duro día de trabajo o de explorar la ciudad. Afortunadamente el Hotel Giraffe es todo lo que te gustaría encontrar en un hotel de Manhattan. Ubicado en la prestigiosa Park Avenue con la Calle 26 (justo al lado del edificio Flatiron), el Hotel Giraffe es sencillo pero elegante. 

Lobby en el Hotel Giraffe Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

El lobby nos dio la bienvenida con un piano de cola negro y ramos de flores que llamaban la atención. Los sillones invitaban a relajarnos y disfrutar de un vino y algo para picar. Al Igual que el Library Hotel y el Casablanca Hotel (sus hoteles hermanos en Nueva York), esa “happy hour” (hora feliz) se ofrece para los huéspedes del hotel cada día entre las 5 y las 8 de la tarde. Nos vino genial tras un día explorando la ciudad con unos amigos y nos hizo sentir como en casa.

Happy hour en el Hotel Giraffe Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Nuestra habitación era lujosamente espaciosa con una decoración sencilla y elegante. La idea del hotel es evocar, de alguna forma, el espíritu de la jirafa: con su elegancia, su poder y su belleza. Nuestra habitación, en la octava planta, tenía un pequeño balcón con vistas de Park Avenue. Era un lugar realmente precioso para relajarnos y también era una de las habitaciones de hotel más grandes que he visto en Nueva York. El espacio nunca está de más en una ciudad donde tu mesa en un restaurante está a centímetros de la mesa de un desconocido, donde estás metido en el metro como sardina en lata o donde incluso en un taxi alguién puede abrir la puerta y “compartir” el viaje.  Me senté en la cama y agradecí la luz amarilla en la mesita de noche, así como las ventanas gruesas que creaban un oasis a pesar del tráfico pasando rápidamente por la avenida.

Nuestra habitación en el Hotel Giraffe Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

 

El hotel tiene una filosofía del “todo incluido” y eso conlleva un desayuno continental cada mañana con una variedad de periódicos y tentempiés en el lobby durante todo el día por si quieres tomar algo entre horas. Otros servicios incluyen acceso al gimnasio New York Sports Club más cercano, servicio de habitaciones cada noche, agua en botella y wifi de alta velocidad. Es todo lo que uno esperaría de un hotel de lujo en Manhattan (aunque no siempre se encuentra).

Desayuno en el Hotel Giraffe Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

El Hotel Giraffe también disfruta de un jardín en la azotea que es perfecto para pasar un momento tranquilo al sol entre los altos edificios de Manhattan. El jardín tiene una zona para sentarse con una bonita escultura de una jirafa (os tengo que confesar que estaba deseando ver en algún sitio del hotel). Es el lugar perfecto, siguiendo con la línea elegante del hotel; un estilo discreto y sencillo dentro del espacio de la azotea.

Jardín de la azotea en el Hotel Giraffe Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Si buscas un hotel sofisticado con buen servicio y toda la comodidad que esperarías cerca del Flatiron Building y en Park Avenue, el Hotel Giraffe encaja perfectamente. Además de ser un espacio precioso para relajarse, la ubicación del hotel es ideal para escaparse del caos de Midtown Manhattan. Los empleados del hotel son súper amables y están siempre encantados de ayudarte, por ejemplo, a llamar un taxi (como fue nuestro caso). Si prefieres usar el transporte público, estás a sólo un par de manzanas de la línea 6 en la parada de la calle 28. El rooftop de 230 Fifth, que tanto nos gusta a nosotros, está a sólo 2 manzanas. No sé si puede pedir más de un hotel en Nueva York (a parte de quedarte para siempre, quizás.)

Disfrutando de un vino en el Hotel Giraffe Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York