Entrada del Hotel Belleclaire Nueva York

El Hotel Belleclaire es un punto de interés histórico en el Upper West Side, con un estilo clásico y una ubicación inmejorable junto a Central Park y el Museo de Historia Natural.

El primer barrio donde viví en Nueva York fue el Upper West Side. Estaba comenzando mis estudios en la Universidad de Columbia y fue el lugar perfecto para enamorarme de la ciudad de nuevo. Y es que crecí visitando la ciudad para ver espectáculos de Broadway y exhibiciones de arte, pero nunca había explorado el norte de la isla más allá de Central Park. No tardé mucho en aprender que el Upper West Side es, posiblemente, el lugar perfecto para alojarse en la ciudad. Eso fue en 2004, así que cuando decidimos probar el Hotel Belleclaire (en la esquina de Broadway con la 77) aprovechando la visita de mis padres, estaba emocionada de tener el Upper West Side como campamento base durante esos días.

Exterior del Hotel Belleclaire en el Upper West Side de Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

El Hotel Belleclaire es un edificio de referencia histórica diseñado por el arquitecto Emery Roth en 1903. Fue ideado como uno de los hoteles más de moda en el Upper West Side y en su día se hacía referencia a él como el “rascacielos de Broadway.” El edificio es una combinación de los estilos Beaux Arts y Art Nouveau, lo cual lo convierte en un lugar realmente único para alojarse. Lo que más me gustó fueron los azulejos pequeños en el lobby, tan pequeños que ¡ni puedo imaginar cuánto tiempo tardaron en instalar el suelo! Era un lugar de clase alta en su día. Allí se alojaron gente como el autor de Tom Sawyer, Mark Twain o la leyenda del béisbol, Babe Ruth. A lo mejor estarás pensando que el hotel se ha quedado atrás con tanta historia, pero en abosulto, está lleno de comodidades modernas.

Habitación en el Hotel Belleclaire en el Upper West Side de Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

El hotel presume de tener 240 habitaciones todas con wi-fi, televisión de alta definición, aire acondicionado, calefacción, una cafetería en el lobby, un gimnasio y una sala de entretenimiento. Nuestra habitación estaba en la segunda planta con vistas a Broadway. Era una habitación doble con dos camas dobles y aunque pequeña (como es lógico en Nueva York), había espacio suficiente para cuatro adultos (con sus varias maletas y abrigos). Lo que más me gustó de la habitación, ¡para qué negarlo!, fue la ducha. Era como si alguien me diera un masaje cada noche tras un largo día pateando las calles de Nueva York. Las camas también eran muy cómodas con una cabecera clásica acolchada en tono rojo rubí. En general la habitación tenía una decoración muy clásica y distinguida;  la mejor opción para un edificio histórico con un aire moderno.

Central Park está muy cerca del Hotel Belleclaire en el Upper West Side de Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Y lo que es más, la ubicación del hotel es perfecta. Está muy cerca de Central Park y también el Parque del Río Hudson. Mucha gente se olvida del Parque del Río Hudson, pero es un lugar fantástico para ir a correr o para caminar mientras disfrutas de la arquitectura del Upper West Side. Además está a sólo un par de manzanas del Museo para Niños de Manhattan y el Museo de Historia Natural. Está bien conectado con varias líneas de metro y autobús por no mencionar la cantidad de taxis que pasan por Broadway. ¡No tendrás ningún problema para moverte por la ciudad!

Lobby del Hotel Belleclaire en el Upper West Side de Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

Como he mencionado antes, el hotel está en un barrio genial y no puedo acabar este post sin mencionar la panadería y pastelería francesa que está al lado del Hotel Belleclaire en Broadway. Se llama Mille-Feuille y se puede disfrutar de sus dulces, tanto en el lobby del hotel para desayunar como en su tiendecita justo al lado en Broadway. Recomiendo probar el croisán de frambuesa y almendra, con una crema de almendra y mermelada casera de frambuesa. Pedro recomienda el croisán de jamón y queso o la napolitana de chocolate (pain au chocolat). También tenéis muchos restaurantes buenos en la zona, muchos abiertos todo el día, así que no tendréis que ir muy lejos si tenéis hambre entre horas.

Fachada del Hotel Belleclaire en el Upper West Side de Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

En resúmen, nuestra estancia en el Hotel Belleclaire fue magnífica. Nos sentimos como en casa con todas las comodidades que buscábamos en el Upper West Side. Fue muy fácil movernos por la ciudad (Times Square está a sólo 10 minutos puerta a puerta en el metro) y no tuvimos ningún problema en pillar el autobus para cruzar el parque y visitar el Met Breuer o la Galería Neue. Recomendamos el Hotel Belleclaire especialmente para familias o grupos ya que los empleados del hotel, además de muy simpáticos, están preparados para ayudarte con cualquier cosa que pudieras necesitar.

Suelo de azulejos en el Hotel Belleclaire en el Upper West Side de Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York