Paseo por Harlem

Un barrio del alto Manhattan casi tan conocido como la ciudad misma. Harlem tiene una energía inconfundible que engancha desde el primer minuto.

Cuando pensáis en el barrio de Harlem, ¿qué os viene a la mente? ¿Quizás una misa Gospel con mujeres guapas, en sus sombreros y coloridos vestidos de domingo, cantando y dando palmas en los pasillos de una iglesia sencilla? ¿O a lo mejor es más bien un grupo de hombres sentados en las escaleras de su casa, hablando a última hora de la tarde y compartiendo historias y una cerveza? ¿O quizás sólo la advertencia de no ir después de una cierta hora si no conoces bien la zona?

Los domingos en la iglesia en Harlem

Foto (by-nc-nd) de But Thats None of My Business

Para mí sin embargo, Harlem es un barrio con mucho más. Es donde vivió mi tía durante muchos años, la misma casa donde Pedro y yo comenzamos nuestra vida en Nueva York juntos. Aún recuerdo aquellos años en que Harlem era una zona chunga, pero también veo cómo el barrio ha ido cambiando con la llegada de gente más diversa. Y me preocupa qué la zona vaya a cambiar tanto, que ya no parezca al Harlem que da tanto sabor a la vida neoyorquina.

Pero el valor verdadero de este barrio tan célebre se encuentra en su historia. ¿Sabíais que Harlem tuvo su propio Renacimiento? Es verdad. Empezando en los años 20 hasta la mitad de los 30, Harlem fue la cuna de un movimiento artístico, literario e intelectual que cambió la cara de la cultura afroamericana para siempre. El movimiento incluía artes visuales, aunque no la música jazz que también creció en esa época, pero de forma paralela al Renacimiento de Harlem.

Igual habéis oído sobre el poeta Langston Hughes quien escribió estas líneas: “¿Qué pasa con un sueño diferido?/¿Se marchita/ como una pasa al sol?” Era la primera vez que las imprentas, con sus dueños blancos en Midtown, hacían caso al mundo “exótico” de Harlem. Un mundo que hasta ese momento era considerado “ghetto” y “no deseable.” Estos artistas comunicaron su realidad y de ahí la fascinación con este barrio tan icónico al norte de Manhattan.

Teatro Apollo en Harlem

Foto (by-nc-nd) de Dinur

Si vas a Harlem, tal como dice la canción de Duke Ellington (“Take the A Train”), hay que ir en la línea A hasta la parada de 125th Street y St. Nicholas Avenue. Ahí empezará tu paseo caminando hacía el este en la calle 125. Pasarás por el famoso teatro Apollo donde artistas tan famosas como Duke Ellington, Billie Holiday, James Brown o Gladys Knight han aparecido en sus noches de amateur.

El museo studio de Harlem

Foto (by) de John Fischer

Tu próxima parada es el Museo Studio de Harlem, un pequeño museo con entrada gratuita los domingos. Allí verás arte contemporáneo de artistas afroamericanos. El museo intenta exponer obras de artistas de descendencia africana cuya temática es su experiencia cultural. Fue fundado en el año 1968 por un grupo de artistas, activistas y filántropos que querían crear un museo que no sólo expusiera obras de arte, sino también que apoyara la educación artística de la comunidad.

Las casas brownstone de Harlem

Foto (by-nc-nd) de Garrett Ziegler

Para ver las famosas casas tipo brownstone, gira a la izquierda para encontrar el distrito histórico de Mount Morris. Esta zona fue declarada Patrimonio a conservar en 1971 y se encuentra entre la Quinta Avenida, la Séptima (Adam Clayton Powell Jr. Boulevard), West 118th en el sur y West 124th al norte. También en esta zona se puede visitar Marcus Garvey Park, un lugar donde a veces los domingos, hacen un círculo de percursionismo con tambores sonando por todo el barrio. Para los fans de Broadway, esta zona es donde vivía el padre del compositor Richard Rogers.

Pollo frito y gofres en Harlem

Foto (by) de The Microscopic Giant

Ya va siendo lo hora de comer algo, así que dirígete a Sylvia’s para probar el mejor pollo frito y la famosa comida “soul.” Otra opción es Amy Ruth’s que pone uno de los mejores brunch de la zona con pollo frito y gofres. Si buscas algo más refinado, tienes Barawine con un toque francés o Cedric’s. Después de comer podéis visitar la primera iglesia afroamericana de Harlem, la Abyssinian Baptist Church (132 West 138th Street). Y para acabar el paseo, uno de mis lugares preferidos de todo Harlem: “Strivers Row” (o sea, "el paseo de los que luchan para llegar a más").

Strivers Row en Harlem

Foto (by-nc-nd) de Ed W.

Son dos bloques entre Adam Clayton Powell Boulevard y Frederick Douglass Boulevard en la West 138th y West 139th. Yo lo encontré una mañana de otoño sin saber lo que era, sólo vi que tenía un aire diferente y una arquitectura genial. Estos dos bloques están llenos de casas preciosas que fueron construidas en los años 20 y 30 cuando los negros ricos empezaron a mudarse a Harlem. ¿Te acuerdas lo que comentaba del Renacimiento en esa época? Parece que ya no estás en Nueva York, o por lo menos te notarás muy lejos de la locura de Times Square. Con fachadas antiguas y jardines bien cuidados, es fácil imaginar como fue esta comunidad en su día.

Jardines en Harlem

Foto (by-nc-nd) de j-No

Con eso concluye el paseo por Harlem Histórico, aunque si eres fan de la arquitectura, te aconsejamos pasear por la zona un poquito más ya que los edificios antiguos todavía conservan sus detalles y se nota con facilidad el orgullo que pusieron al construir el barrio. De día no es nada peligroso, aunque sigue siendo Nueva York, así que hay que estar atentos ya que se nota fácilmente quién es turista (nosotros hemos andado durante muchos meses día y noche y nunca tuvimos la más mínima sensación de peligro). Es una visita que merece la pena, y mucho. Te aseguramos que volverás con otro sabor de lo que es la vida neoyorquina más allá de la Quinta Avenida y Greenwich Village.

¿Dónde escuchar misa Gospel en Harlem?

A mí me gusta mucho Bethel Gospel Assembly, que tienen servicios los domingos y los miércoles. Domingos 8am y 11:30am, Míercoles 6:45pm. Está en 2 East 120th Street. Metro: 4, 5, 6 to 125th Street, 2, 3 hasta 125th o 116th Streets.

Otra opción es coger un tour guiado por Harlem y dejarte llevar por las calles con un guía que te cuente todos los secretos e historias del barrio, además de asistir a una misa Gospel.

¿Es buena idea alojarse en Harlem?

Sinceramente nos parece una alternativa genial alojarse en Harlem. De hecho, a muchos de los que nos preguntáis os lo recomendamos. Si bien es cierto que hay zonas más aconsejables, para eso estamos nosotros aquí para ayudaros. Incluso, si os hace ilusión, es posible alojarse en una casa o apartamentos más grandes de los que encontrarás por Times Square (¡y más baratos!). Está super bien conectado, a unos 15 minutos en metro de Times Square y sobre todo os encantará el sabor local que se respira.

Si estáis buscando hoteles, pinchad en este link. Si preferís una opción diferente, os dejamos donde mirar todos los apartamentos que trabajan con nosotros, y si tenéis alguna duda, ¡aquí estamos!

Qué ver en Harlem, Nueva York

Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York

*** Photo Licenses: Photos with license (by); Photos with license (by-nc-nd); Photos with license (by-nc); Photos with license (by-nc-sa); Photos with license (by-sa).
Foto (by-nc-nd) de Auténtico Nueva York