Chelsea High Line Park Header

Ver teléfono y cómo llegar a Chelsea High Line

Vías de Chelsea High Line Park

El Parque Chelsea High Line fue construido sobre unas antiguas vías de tren elevado, que han sido convertidas en parque público.

Una de las veces que visité Nueva York, mi madre me llevó a un parque público en Chelsea cerca de la galería de arte donde expone sus cuadros (se llama Ceres, para los que estéis interesados). El parque es único porque está construido sobre las vías de tren elevadas encima de las calles de Manhattan. El Chelsea High Line es mantenido y operado por la organización Friends of the High Line y el parque fue fundado en el 1999 por residentes de la comunidad. Según tengo entendido, las vías estuvieron a punto de ser derribadas y a última hora decidieron preservar la estructura convirtiéndola en un parque público fantástico y especial.

Se puede acceder al Chelsea High Line desde varios puntos a lo largo de las vías a través de escaleras, ascensores o rampas dependiendo de la entrada que eliges. Nosotros subimos al High Line y tras sacar mi cámara, mi madre y yo empezamos a explorar. Hay una zona donde se puede ver el río Hudson y Nueva Jersey. Hasta podías ver la estatua de libertad en algunos puntos. Había sillas estilo diván de madera para sentarte y relajarte mientras disfrutabas de las vistas. Algunas de esas sillas tenían ruedas para poder moverlas para arriba y para abajo en las vías, cambiando de posición.

Chelsea High Line Park

Tiene muchos pequeños jardines con flores e hierba floreciendo entre las antiguas vías de tren. En otro punto del parque,nos encontramos con un hotel enorme con una fachada casi entera de ventanas. Por lo visto, van muchos exhibicionistas para poder desfilar desnudos por su habitación o para convertir su vida privada en pública hacia los que están andando por el paseo. Pero esa es otra historia, es suficiente concluir que a lo mejor no es el sitio para alojarte si buscas un hotel donde pasar desapercibido.

Otra mirada del Chelsea High Line Nueva York

En algunos sitios, el Chelsea High Line tiene gradas con una ventana enorme de plástico delante para sentirte flotando encima de la calle. Mucha gente que trae su comida para hacer un picnic (y como en Nueva York es tan fácil coger casi cualquier tipo de comida “para llevar”, así puedes charlar cerca de la naturaleza, cuando en realidad lo único que has hecho es subirte encima de las calles caóticas de Chelsea. Es una cosa asombrosa ver los coches que salen disparados debajo del puente donde estás sentado, especialmente teniendo en cuenta los rascacielos que hay de fondo.

Paseando por Chelsea High Line Park

Anduvimos un poco más allá y encontramos una zona que era de la misma altura que las ventanas de los pisos de al lado. Me preguntaba qué estaría pensando la gente que compró esos pisos, donde las vías abandonadas han sido convertidas en una pasarela de parque público con la gente paseando a todas horas (bueno, entre las 7 y 22h). En otro rincón tenían instaladas gradas donde a veces ponen películas proyectadas en la pared blanca al otro lado de las vías. Me habría encantado volver para ver alguna película, aunque sólo fuera para disfrutar de la compañía, ya que seguramente hubiera sido una película independiente genial, acompañada de la brisa fresca de una noche calurosa y de humedad en las verbenas urbanas.

Chelsea High Line

Hay cosas sobre Nueva York que jamás dejas de echar de menos. Este tipo de sitio es uno de ellos. El High Line tiene mucho arte natural en sus plantas, pájaros e insectos que forman parte de cualquier parque público, pero Ruskomendamos Chelsea High Line Park con 5 boquerones por su contraste impresionante y sus vistas únicas del barrio de Chelsea. Es un espacio que, aunque lleno los fines de semana, es una manera perfecta de lograr un nuevo punto de vista sin salir demasiado de tu camino.

Skyline desde el Chelsea High Line

Información sobre Chelsea High Line